sábado, 10 de diciembre de 2016

Un día más.
Otro día sintiendo esta ansiedad.
Me lo merezco...



Fuiste (y sigues siendo) uno de los pilares más importantes de mi vida, mi amigo, mi confidente, mi apoyo, mi persona, ¿cómo narices conseguiste ser tanto en tan poco tiempo?
Ya ni siquiera puedo escribir... ni siquiera sé poner en palabras lo que no soy capaz de decir en voz alta.
Cada día me repito que fue lo mejor que podía hacer, pero cada día duele más... ¿hasta cuándo va a seguir doliendo?
Nunca seré feliz, no lo merezco.



Quiero hablarte, quiero decirte lo mucho que te echo en falta, lo que me duele estar sin tí. Y es que... ¡joder! que me importaría una mierda que no me creyeras al decirte que no hay día que no derrame una puta lágrima al recordarte.
Mentiría si dijera que soporto el hecho de que me odies, mentiría si dijese que no sigo mirando tus perfiles a diario, esperando que haya algún indicio de que este vacío que nos separa se ha acortado un poco. Mentiría si dijese que no me preocupo, que no intento a diario guardar cada una de las cosas que me regalaste tratando de olvidarte...
Pero no puedo, no sería justo. No es lo que quiero, no quiero olvidarte. No serviría de nada, no podría hacerlo aunque quemase todo aquello que me recuerte a tí, no es tan fácil. Los recuerdos no solo los traen los objetos; los recuerdos los traen los lugares, los sabores, los olores, la luz, la oscuridad.
Te recuerdo en cada una de las canciones, en cada uno de los sorbos de vino, en cada uno de los objetos de mi habitación. Te recuerdo en mis paseos, en mis paradas de bus. Te recuerdo en mis días de mirar al cielo y en mis días más ocupados. Te recuerdo en mis noches de insomnio y vienes a mi en sueños.
Me haces sentir tan vulnerable...



Sigo repitiéndome que marcharme fue lo mejor, que era mejor que me odiaras que seguir haciéndote daño, que mereces ser feliz y no podías serlo si yo seguía siendo tan egoísta de tenerte a mi lado.

Pero duele... tengo el pecho al descubierto y esta herida no sana.

Ojalá hubiera podido quererte de la manera que necesitabas, ojalá hubiese sido tu persona dentro del laberinto, ojalá las cosas hubieran sido distintas, ojalá hubiésemos sabido afrontarlo de otra manera...
Ojalá siguieras a mi lado.

Pero soy una cobarde, en mi cabeza no hace más que resonar las palabras de mi madre: "lo hiciste mal", "tenías que haberte alejado para no hacerle daño".

Saber que una persona a la que quieres de verdad sufre al tenerte cerca es realmente doloroso, ¿es que no hay alguna manera de que ninguno de los dos sufra? ¿es que ya no hay ninguna oportunidad de volver a vernos sonreir?


Te extraño tanto...
martes, 5 de julio de 2016

"L'amore che move il sole e l'altre stelle"

Eran las últimas líneas de Paradiso...Paraíso.

"Mas ya movía mi deseo y mi voluntad, el amor que mueve el sol y las demás estrellas"

Dante intentaba explicar la fe, me parece, como un amor aplastante, y tal vez sea una blasfemia, pero creo que yo te amo así.
Llegaste a mi vida y, de repente, tuve una verdad a la que aferrarme:

Que yo te amaba y tu me amabas.

Jace Wayland
domingo, 29 de mayo de 2016

Abro los ojos y no se donde me encuentro, la presión me tira hacia abajo pero al mirar no encuentro nada. La oscuridad dilata mis pupilas, pero no hay haz que me permita divisar algo a mi alrededor.
Tan solo la sensación de caer.
"Vuelvo a caer, no, no quiero... esta vez no".
Es extraño, ya no siento miedo. Conozco esta sensación.
Vienen a mi mente recuerdos que creía enterrados...
"No quiero volver a sentir esto" "Me dije que no lo haría"

Sé que seguiré cayendo, como ya dije, es un recorrido que conozco como la palma de mi mano, por lo que mientras tanto sólo me queda pensar: ¿Por qué esta vez? ¿Por qué ahora? ¿Qué hice?

"Esto que estoy sintiendo se lo hice pasar a otra persona" "Me lo merezco"

"Pero duele"
"Duele mucho"
"No quiero estar aquí"

- Lo mereces, aguántate. Lucha. Lucha o déjate caer, tu decides.



miércoles, 23 de septiembre de 2015

''Corre, yo me escondo y tu me buscas, atrápame si puedes''
''Vale, pero no te vayas muy lejos''

3, 2, 1... 

Hace años que te busco, te dije que no te fueses muy lejos, ¿dónde te has metido?. Desperté y no estabas. Un día tras otro espero y busco... busco y espero.
¿Por qué número iba? hace tiempo que perdí la cuenta.
3, 2, 1...

''Estoy cansada de buscar, ¿por qué no vienes?''

Quizá aquello que buscaba ya no exista, quizá nunca existió... ¿acaso lo imaginé todo? ¿no fue nada más que un sueño?

''- Es irónico pero quizá sea todo un gran juego del escondite.
- Lo es, todos buscamos y seguimos a esa persona por el laberinto.
- Un juego de niños a otro nivel.
- Exacto, con menos inocencia actualmente, Y los que pretenden mantenerla, no juegan.
- Supongo... ¿pero y si no llegas a encontrar a esa persona en el laberinto?
- La encuentras
- ¿Y si no? Te vas a acabar conformando con el intento de lo que pretendía ser y no fue? Quizá esa persona podría haber encontrado a la suya en el laberinto y ahora no puede. Pero y si no es así, ¿te vas a quedar solo en el laberinto? Me parece una metáfora muy buena para mostrar como está la sociedad ahora mismo, llena de intentos fracasados de acabar la partida.
- ¿Y si sí? Prefiero quedarme solo, ya lo estoy. No va a cambiar nada, no tengo miedo a estar solo, pero si voy a dejar que alguien entre en mi mente y mi corazón, que sea para quedarse y lo quiera como suyo. Sino, nada.
- Pero toda la vida es mucho tiempo para estar solo.
- No sabes cuando va a pasar. La paciencia es la clave.''

¿Dónde ha quedado la mía? ¿Es que he dejado de ser Fairily? ya los cuentos se me antojan solo palabras, el laberinto se me hace interminable. Quizá es que mi persona se ha conformado con otro intento...

''¿Debo seguir buscando o puedo sentarme a esperar en aquel rincón?''

La historia de mi película favorita cada vez me parece menos realizable, ¿es que no hay ningún Justin Timberlake que me diga en medio del gentío de un Flash Mob lo gilipollas que ha sido por dejarme escapar? 

''Ily, es una americanada, esas cosas no existen''
''Pero ¿por qué? ¿acaso las películas no la hacen personas? ¿acaso el guión no está escrito por alguien normal y corriente? ¿Por qué no va a existir si dos personas se lo proponen? ¿por qué no puedo escribir mi propio guión?''

Yo también merezco mi propio cuento.

Quiero dejar de recorrer los pasillos infinitos de este laberinto al que no le encuentro salida, yo por aquí... tú por allá. ¿Y si esa persona pasó por mi mismo pasillo una milésima de segundo después de que yo cruzase aquella esquina? 
Tal vez no sea así, tal vez si cruzo un par de esquinas más me de de bruces contra ella, tal vez los imposibles también existen...
Porque en un mundo paralelo en el que Pac-man escribe su propio guión, quizá el y el fantasma puedan llegar a ser amigos.



jueves, 7 de mayo de 2015

Un día más.

Una nueva ilusión,

¿Por qué me siento así? ¿Dónde ha quedado mi euforia de esta tarde?

Me estoy agobiando... no quiero que mi felicidad dependa de nadie, simplemente yo, ¿no es en eso en lo que quedamos? ¿no es por eso por lo que te estás matando día tras día?
Por fin he encontrado algo por lo que esforzarme, un día tras otro, una nueva llama y muchas nuevas sonrisas. Algo que me lleva gustando desde que tengo uso de razón y que hasta ahora no he podido empezar.

Quiero bailar.

A veces pienso que es solo un capricho, solo quiero huir de la realidad, solo quiero dejar de pensar. Ya se me pasará... como todo ¿no? No soy capaz de acabar nada, de tomarme nada en serio hasta el final.

¿Pero por qué tanta ansia? no hablo de otra cosa, no pienso en otra cosa... solo quiero bailar.

Y aquí estoy de nuevo, en la realidad de una carrera que no me llena, que solo trato de acabar ahora que estoy donde estoy.

- ¿A qué quieres dedicarte cuando salgas de aquí?
No lo sé.

Solo pensar en todo lo que me queda por hacer antes de acabar el curso toda mi alegría se disuelve...
Que sí, que todos estamos por igual, pero no es lo mismo. No es lo mismo levantarte cada día y dedicarle tu tiempo, y, por consiguiente, tu felicidad, a algo de una carrera a la que he llegado a cogerle tanto asco.
No quiero hacer cine, no quiero sujetar una cámara, estar encerrada en una cabina de grabación o frente a un Mac editando videos un día tras otro.

- No tiene futuro.
Lo sé.

Solo quiero acabar, pero al mismo tiempo no quiero que se acabe. No estoy preparada para ponerle fin a esta etapa. No quiero.
¿Por qué no puedo dejar de pensar? Cállate ya.

...


viernes, 17 de abril de 2015

Supongo que todos escribimos sobre aquello que sabemos, aquello que vivimos o aquello que vemos a las personas más cercanas. Supongo que soy simplemente una de tantas que intenta reflejar mediante palabras aquello que la corroe por dentro y que no sabe bien como soltarlo, como aliviar el peso que tiene por dentro.

Quizá ni siquiera necesite escribir, quizá solo necesite perderme entre mis propios pensamientos y dormirme en ellos; pero aquí estoy una vez más, delante de la pantalla de este maldito cacharro que no anda ni para atrás.


Estoy cansada de tanta floritura, hoy no necesito embellecer lo que en  mi vida no ocupa mas que una mancha deforme. Quiero saber por qué cada vez que intento olvidarte, cada vez que por fin he conseguido no pensar en ti, no preocuparme por lo que estás haciendo, cuando dejo finalmente de recordarte en cada uno de los momentos de mi vida... vuelves. Una y otra vez.

¿Por qué te dejo volver?

Sigo siendo la misma imbécil de siempre, la misma idiota que juega a ser fuerte. ¿A quién pretendo engañar? Está claro que a mi misma. Odio saber que aun no te he olvidado. Odio despertarme entre las sábanas de tu cama y arrepentirme de lo que ha pasado. Odio saber que no me quieres realmente; por que si así fuera las cosas simplemente  no serían así. No me vale que me digas que es difícil. ¿Difícil? Difícil es escuchar a la persona a la que amas decir que solo le atraes físicamente. Que lo que un día fue un todo para los dos ahora no son más que recuerdos plasmados en fotos.

Y yo sigo siendo la misma idiota que dejo que entres a tus anchas en mi cama, en mis recuerdos y en mi vida. Entras, pisas y dejas escombros a tu alrededor. Te marchas y solo queda eso, cenizas. Basta ya.

Odio darme cuenta de que realmente no puedo dejarte ir. Quiero dejar de vivir en mi pasado, quiero avanzar, ser yo misma, ser... feliz. ¿No es acaso eso lo que tú estas haciendo? ¿Por qué yo no soy capaz?

Decirte que te quiero me quema. Me quema por dentro, porque es cierto; y me quema por fuera, me quema los labios porque a medida que te lo digo te estoy regalando mi alma. Te estoy poniendo mi cuerpo en bandeja para que te sirvas a tu gusto, cuando en realidad solo comes por gula, no por necesidad.

Ahora simplemente me pierdo entre acordes, cuando ayer me perdí entre sábanas.
¿Se acabarán algún día las palabras que decirte?

Estoy cansada.

sábado, 14 de marzo de 2015

Hoy vuelvo atrás en el tiempo para recordar un pequeño pasaje de un libro que se me quedó grabado en el alma, de esos que pase el tiempo que pase siempre resonará en tu cabeza como versos de una melodía incansable: 

Por ti he conocido el color de los sueños, 
he escuchado sus cristalinos sonidos,
he sentido su aterciopelado tacto, 
he aspirado sus múltiples fragancias, 
he aprendido su misterioso lenguaje.

He caminado a su lado por montañas y desiertos, 
por estepas y glaciares, 
por bosques y selvas.

Los he visto agonizar a la blanquecina luz del alba, 
y renacer a la dorada luz del crepúsculo.

Quiero que guardes todos esos sueños en tus ojos...
porque de allí han salido.





Encuentrame en...

I Promise ♥

I Promise ♥
Forever & always (:

Seguidores

I wanna be

I wanna be
Young, wild & free ♥

Blogs recomendados

Con la tecnología de Blogger.